Entradas

juntosporlosbosques

JUNTOS POR LOS BOSQUES.Lo que nuestros Bosques pueden aportar a la Legislatura ..

¿Quiénes somos?

En Juntos por los Bosques se aúnan las voces de 25 entidades representativas del sector forestal español.

¿Qué queremos?

Las entidades forestales españolas se han unido para elaborar un resumen de lo que suponen nuestros bosques, de la riqueza que en muchos sentidos pueden aportar a la sociedad y para definir una propuesta de cinco puntos de actuación primordiales para los primeros cien días de gobierno que serán enviados a todas las formaciones políticas con representación parlamentaria  y a Isabel García Tejerina, ministra en funciones del MAGRAMA, entre otros.

1. IMPORTANCIA DE LOS BOSQUES Y ESPACIOS FORESTALES DE ESPAÑA

Los bosques y los terrenos forestales asociados ocupan un 54% de la superficie de España (27 millones de ha). Esta superficie ha venido aumentado a un ritmo de más de 180.000 ha/año en los últimos 25 años (el mayor ritmo de toda la UE) tanto por acción (repoblación forestal, forestación de tierras agrícolas) como por la expansión espontánea de los bosques consecuencia del abandono rural.

Dos terceras partes de estos terrenos pertenecen a más de 2 millones de ciudadanos o colectivos privados, mientras que el otro tercio son públicos, ubicados en zonas de montaña y principalmente propiedad de ayuntamientos. A pesar de que en las últimas décadas se ha avanzado en la implantación de la gestión forestal sostenible en un gran número de bosques, aún quedan determinadas áreas con terrenos forestales abandonados por diversas causas; carencia de ingresos para mantenerlos o propiedades colectivas de imposible identificación de sus titulares por pérdida del tracto sucesorio, además de un minifundismo muy acusado en la mitad norte, que dificulta extraordinariamente la gestión.

Nuestros bosques producen bienes, en parte comercializados vía el mercado, y servicios ambientales. Entre los primeros destaca la madera y leña con volumen aprovechado de casi 20 millones m3/año (1.000 M € de valor primario), el corcho con 70.000 t/año (solo el tapón de corcho supone 350 M €/año), resina natural con 12.000 t (14 M €/año), además de caza y pesca, castañas, espárragos, esparto, frutos del bosque, pastos, piñón y setas, etc.

De la madera, aprovechamos menos del 40% del crecimiento de nuestros bosques y el 80% de ésta se genera en el 20% de la superficie (Galicia y Cornisa Cantábrica). La madera es la base de un complejo tejido industrial que incluye: industria de la madera (madera aserrada, tableros, envases de madera), industria de pasta y papel, e industria del mueble. Junto a los restantes productos forestales genera el 1,7% del PIB, 300.000 empleos directos (1,7% del empleo total) (Tablas Input – Output INE 2015) cubriendo el 5% de la energía primaria consumida en España, con el 40% del total de energía renovable como objetivo (IDAE 2015).

En muchos de los productos no madereros el aprovechamiento no está regulado, produciéndose de facto una apropiación libre no contribuyendo a sufragar los costes de la gestión forestal. Tampoco se contabilizan ni retribuyen los servicios ambientales que generan los bosques, como son la regulación hídrica, la mejora de la calidad del agua, el efecto sumidero de carbono atmosférico, el control de la erosión y procesos de desertificación, y preservación de la biodiversidad, así como otros de tipo social como el paisaje – clave en las zonas de costa, montañas e islas – por su relevancia turística o el recreo y esparcimiento.

Fuente.:http://juntosporlosbosques.ingenierosdemontes.org/

By Bartosz Cuber - Own work, CC BY-SA 3.0,

Pinares menos densos para adaptarse al cambio global.

Los pinares del Mediterráneo están adaptados a condiciones de aridez fuertes. Soportan largos periodos de sequía y una fuerte radiación. El cambio global está modificando esta “dieta básica” de luz y agua, más del primer ingrediente en detrimento del segundo.

Leer más

Wikipedia

Los árboles, bosques y el uso de la tierra en las zonas áridas del planeta

Un nuevo estudio de la FAO ayuda a subsanar una notable carencia de información relativa a la presencia y extensión de los bosques y los árboles en las zonas áridas del mundo, donde la seguridad alimentaria y los medios de vida de millones de personas, ya de por sí precarias, se ven cada vez más amenazados por el cambio climático.

Leer más