Pino del Roble.

Cañada del Pino del Roble. Peñascosa. Albacete.

  • ESPECIE

    Quercus faginea y Pinus nigra subsp. salzmannii.

  • ALTURA

    6 m a la altura del pecho (el perímetro del pino es de 2,9 m)

  • EDAD

    El roble unos 300 años y el pino unos 150 años

Localización

Historia, leyenda y curiosidades

Recientemente hemos encontrado en la Fototeca Forestal Española del INIA una foto de nuestro Pino del Roble publicada en el nº 13 de la Revista España Forestal en mayo de 1916. Al pie de la mencionada foto se indica literalmente lo siguiente:
“Asociación de pino y roble: Hará unos cuarenta años, un pájaro o el viento, arrastró una semilla de pino carrasco hasta la cruz del roble, ya centenerio. Allí encontró protección para germinar, y germinó. Unos pastores, que aún viven, observaron el curioso fenómeno y, desde el primer momento, se cuidaron de que el pinito recién nacido no fuera destruido por nadie de los que circulaban por el paraje en que se encuentra. Y el pino, en aquel ambiente, se desarrolló; su parte aérea produjo la destrucción de algunas ramas de su protector, pero ello no ha sido obstáculo para que la vida común continúe vigorosa; sus raíces a través del leño del roble, hoy llegan al suelo, sin que la parte activa del tronco de éste sufra lo más mínimo. Y así viven, causando la admiración de todos los que pasan por la “Cañada de Caballería” del monte Moheda Llana, de los propios de Peñascosa (Albacete)”

En la actualidad esa convivencia ya no es tan “perfecta”. El pino hace ya años que, al ser más joven y vigoroso que el roble, desgajó el tronco del roble. La altura del pino dobla a la del roble.
Aunque en la revista España Forestal se habla de un “pino carrasco”, en realidad se trata de un ejemplar de Pinus nigra subsp. salzmannii, que es la especie predominante en nuestro municipio a esta altitud (1240 m). Su compañero, el roble, en otras partes de España recibe el nombre vulgar de quejigo (Q. faginea), pero no aquí.
Otra puntualización haría referencia a que en la actualidad el propio ejemplar ha dado nombre al paraje en el que se encuentra, conociéndose inequívocamente por todos los peñascoseros como la “Cañada del Pino del Roble”.

Como curiosidad señalar que ante la existencia en nuestro pueblo de abundantes robles centenarios huecos, son varios los intentos que a lo largo de los años hemos realizado los vecinos para “sembrar pinos” en sus oquedades, sin éxito, lo cual concede más valor a lo que fue capaz de hacer la naturaleza.

También como curiosidad, indicar que en ocasiones, fuera de nuestro pueblo se habla del “Pino-Roble de Peñascosa”, lo cual resulta malsonante para los peñascoseros que siempre decimos “Pino DEL Roble”.

Desde hace años, impreso en un un cartel de madera, al pie del Pino del Roble se puede leer: “Curioso caso de hermanamiento botánico. Alguna semilla de pino acertó a cobijarse en el hueco del tronco del roble. A su abrigo ha ido creciendo y ensanchando a su nodriza, que todavía resiste”.

Importancia del árbol y motivo de la presentación al concurso

La importancia de este árbol en nuestro municipio es tal que desde hace décadas es el símbolo del pueblo. Su silueta aparece en los más diversos lugares (establecimientos de restauración, comercios, plaza de toros, casa de la cultura…) y objetos (guías turísticas, adornos de cerámica, equipaciones deportivas, pegatinas…).

Cabe resaltar la presencia destacada del Pino del Roble en el escudo del municipio. Asimismo, otro hecho que denota la importancia de este árbol en nuestros vecinos ya desde pequeños es el nombre del colegio de la localidad: Colegio Público Pino del Roble.

Fuera del término municipal, es un árbol muy conocido en toda la provincia y limítrofes. No en vano, se haya incluido en todos los catálogos de árboles singulares hasta la fecha elaborados en la comarca y provincia.

Por último, otra cuestión que sin ser importante sirve también para argumentar la importancia de este árbol, es el hecho de que si se escribe Peñascosa en Google, junto al mapa de la localidad aparece una foto del Pino del Roble; si hacemos algo similar por ejemplo con Barcelona, veríamos la Sagrada Familia.

El motivo de la presentación a este concurso es intentar dar a conocer este ejemplar a un público más amplio, así como el maravilloso entorno natural que lo rodea, y conseguir el asesoramiento técnico de personal experto para alargar la vida del roble el mayor tiempo posible.