Olmos cenetnarios de Cabeza del Buey

Santuario De Nuestra Señora De Belén. Badajoz

  • ESPECIE

    Ulmus minor

  • ALTURA

    14  metros

  • Perímetro del tronco

    7 metros

  • EDAD

    Más de 150 años pero se desconoce su antigüedad

Localización

Historia, leyenda y curiosidades

Este conjunto de olmos centenarios han formado parte de la historia de cabeza del buey, al situarse en el recinto de la ermita de Nuestra Señora de Belén, enclave emblemático, por su valor histórico artístico para cabeza del buey y para la comarca de la serena.

Estos olmos han formado parte de la vida de la localidad, desde el momento en que han servido de zona de sombra  para los asistentes a la romería de nuestra señora de Belén, una de las más antiguas que se viene realizando en la serena, con constancia de su celebración desde 1650, cada 27 de septiembre.

Situado a 11 kms de cabeza del buey, y a 3kms de almorchón, el santuario de nuestra señora de belén es un monumento de gran interés por la fusión de distintos estilos, desde el medieval al barroco. La documentación de la que se dispone indica que la creación del tiempo sucedió de la mano de los templarios en el siglo XIII, cuando esta comarca fue conquistada por los musulmanes.

La ermita constituye un conjunto de edificaciones, procedentes de distintas épocas. La parte delantera corresponde al convento templario, constituyendo el núcleo inicial del actual complejo. Adosándose al bello claustro, el cual reviste de extraordinario interés, se aneja la iglesia del siglo XVII.

No se concibe por ningún caputbovense (gentilicio de cabeza del buey) ni por ningún visitante a este paraje espectacular, la imagen del santuario sin ir ligada a la imagen del conjunto de los olmos.

Importancia del árbol y motivo de la presentación al concurso

Se trata de un conjunto de árboles de más de 150 años de edad muy apreciado por la población como lugar de descanso, aunque desconocemos con exactitud, después de investigar en documentos, de qué fecha son. Se trata de la última representación de las olmedas urbanas de Extremadura, teniendo un alto valor ambiental. Uno de los ejemplares puede considerarse monumental. Fueron declarados árboles singulares por la junta de Extremadura en el decreto 140/2005, de 7 de junio.

A pesar del peligro de la grafiosis, este conjunto de 7 árboles centenarios, han conseguido permanecer en pie, y aunque debido al deterioro de los años, han tenido que ser acordonados y apuntalados para evitar daños, siguen presidiendo todo el entorno de la ermita del santuario de Nuestra Señora de Belén.