symposium_nacional

Expertos reunidos en galicia costatan la necesidad de impulsar y mejorar la conservación del arbolado en todo el territorio nacional

arboes-singulares-galicia

Lourizán, 31 octubre de 2016

 

Expertos de todo el territorio nacional se reunieron durante la semana pasada (27 y 28 de octubre) en el Centro de Investigación Forestal de Lourizán en un Congreso Nacional sobre Árboles Singulares, organizado por la Sociedad Española de Ciencias Forestales y la ONG Bosques Sin Fronteras. A las jornadas acudieron el Director General de Ordenación del Territorio y Producción Forestal, Tomás Fernández Couto y la Directora General de Conservación Ana María Díaz. Ambos responsables constataron la importancia que tienen los árboles y arboledas singulares para Galicia y la riqueza que encierra las tierras gallegas en este ámbito. Así mismo, Ana Maria Diaz apostó por la divulgación de los árboles singulares como una medida que apoye y ayude a la conservación de estos ejemplares.

Galicia cuenta con 145 ejemplares y 32 formaciones arbóreas catalogadas desde el año 2011.

A lo largo de la jornada diferentes expertos hicieron un repaso de la situación gallega constatando la necesidad de ampliar el catálogo a otros ejemplares y de impulsar medidas para la mejora y difusión de los árboles singulares, así como a la ayuda de los propietarios que cuentan con ejemplares o formaciones en su territorio.

A su vez todos los expertos destacaron que era preciso llevar a cabo una serie de medidas tanto en Galicia como a nivel nacional

  • Los árboles y arboledas singulares poseen un valor genético incalculable, ya que son, en muchos casos, únicos representantes de antiquísimas formaciones vegetales que existieron hace ya cientos de años. Es preciso desarrollar protocolos de trabajo para la clonación y creación de bancos de germoplasma.
  • No se puede conservar aquello que no se conoce. Es necesaria una mayor divulgación y difusión dirigida y adecuada del valor que tienen estos seres vivos. Rutas, materiales divulgativos y campañas de participación ciudadana en los catálogos pueden ser algunas de las medidas que pueden ayudar a un mejor conocimiento. Estas medidas deben ir acompañadas de una adecuada selección de ejemplares y gestión de las visitas que pudieran ocasionarse. Por ello, es preciso la creación de un comité de expertos que analice cuales son los árboles adecuados y las medidas de gestión necesarias para poder llevar a cabo su difusión.
  • El apoyo a los propietarios que poseen ejemplares singulares es vital para su correcta conservación. Por ello, es preciso que las Comunidades Autónomas trabajen con entidades locales que propugnen el voluntariado y la custodia del territorio como forma de ayudar al propietario en la conservación y gestión de los árboles.
  • Los arboretos y colecciones botánicas son también espacios de alto interés botánico, histórico y paisajístico. Los catálogos de árboles singulares deberían tener una figura especial de protección y conservación para estos espacios.
  • Los árboles necesitan un espacio para desarrollarse mayor al que vemos alrededor del tronco y copa. La protección de los árboles debe ir más allá de la base del árbol. Es necesario la realización de estudios por especies que busquen el conocimiento en este campo.
  • Es preciso una mayor divulgación de los catálogos entre ayuntamientos y organismos oficiales para evitar problemas de talas y podas por falta de conocimiento de su importancia. Una buena medida puede ser la creación de una cartografía del entorno protegido que sea divulgada adecuadamente entre instituciones.
  • Es preciso la vigilancia y revisión de los catálogos. Para ello es necesario que las CCAA doten de algún tipo de personal especializado en esta materia. En muchas CCAA no hay ningún técnico especializado que trabaje en el catálogo. En este sentido es importante recordar la importancia que tienen los agentes forestales como personal fundamental en el apoyo a la gestión y conservación de los catálogos.
  • Muchos árboles singulares se encuentran en zonas ajardinadas y sufren problemas de hongos y pudriciones en las raíces por exceso de riego, debido al césped. Es preciso recordar que se debe evitar el césped alrededor del perímetro de influencia de las raíces de estos árboles.

El grupo de trabajo de la Sociedad de Ciencias Forestales recuerda la necesidad de tener en cuenta estas medidas por la importancia que tienen en el mantenimiento de estos ejemplares, auténticas joyas y testigos de la historia y la cultura de nuestro territorio.

metaglypLOU-3

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *