Encino de las Tres Patas

Mendaza. Navarra

  • ESPECIE

    Quercus ilex.

  • ALTURA

    15,50 metros

  • Perímetro del tronco

    7,70 metros

  • EDAD

    1200 años aprox.

Localización

Historia, leyenda y curiosidades

A esta encina (o encino como se le conoce en el municipio), se le calcula una edad de unos 1200 años, lo que la convierte en una de las más antiguas de su especie de toda la Península Ibérica.
Se ubica en el paraje del monte conocido como “La Laguna”, a medio camino entre el pueblo de Mendaza y la ermita de Santa Coloma. Es una zona del monte libre de arbolado, y en donde se sitúa una balsa, en la que antiguamente abrevaba el ganado de la localidad. Cuentan que los animales de cada casa, los juntaban el un solar junto al casco urbano, conocido como “El Corral del Lugar” y desde aquí los tres pastores que había subían uno con las ovejas, otro con los cerdos y el último con los bueyes, vacas y terneros al monte. Según dicen, el ganado que pastaba en este lugar tenía la costumbre de pasar por el hueco, a la vez que se rascaban en la corteza, tal y como atestiguan las fotos más antiguas que se conservan del árbol.
Parece ser que en este claro del bosque estuvo acampada parte de la retaguardia del ejército carlista, con el general Zumalacárregui a la cabeza, cuando esperaban para entrar en batalla con las tropas de la reina Isabel II en la conocida como Batalla de Mendaza, narrada por Benito Pérez Galdós (1843-1920) en los conocidos “Episodios Nacionales”. El frente de las tropas carlistas, se apostó junto al pueblo de Mendaza, mientras la retaguardia esperaba órdenes.
Obtuvieron una sonora derrota el 12 de diciembre de 1834 frente al general isabelino Fernando Fernández de Córdoba.Cerca del árbol, y subiendo el camino que termina en la ermita de Santa Coloma, se localizó en los años 80, un poblado de la Edad del Hierro encontrándose vasijas, puntas de flecha, y otros objetos.
Ha sufrido la furia de varios vendavales que ocasionaron el derrumbe de varias de las ramas, uno sobre 1960 y otro en 1989, que rasgó una de las ramas más grandes.
El año 1993, ante el estado que presentaba el árbol (con peligro de venirse abajo) el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, a través del Servicio de Montes, procedió a colocarle dos grandes tornillos de acero, que “cosían” la grieta que se le había producido en su parte inferior. Esto fue del todo insuficiente, ya que continuaba el progresivo vencimiento del árbol por esa zona, por lo que el año 2000, unos vecinos: Pedro Alecha y Elías Asensio, decidieron colocarle el zuncho metálico que tiene en la actualidad. Este hecho ha salvado el árbol de su segura caída.

Importancia del árbol y motivo de la presentación al concurso

Se trata como hemos dicho anteriormente de una de las encinas más antiguas de la Península.Constituye además para los vecinos de la zona un emblema, un orgullo para todos y cada uno de nosotros. Somos muchos los que todas las semanas subimos al monte y no dejamos un solo día sin acercarnos a “saludar” al Tres Patas. Al fin y al cabo, no deja de el más anciano del pueblo. Hasta la Coral del Valle la tiene como símbolo.
Se trata además de una encina espectacular, porque toda ella se apoya sobre tres grandes pies o patas y es completamente hueca por su interior, cabiendo en su interior unas 7 personas.
En los últimos años se han celebrado incluso bodas junto a ella, respetando siempre su conservación, y todos los niños del pueblo tienen plantado un bosque con retoños de la encina, cada uno con su nombre. Ellos se encargan de cuidar sus árboles.
Por otro lado fue premiado en 2007 con el premio de Árbol y Bosque del Año en la categoría de Árbol Longevo.